¡Se mueven al mismo tiempo!

En esta ilusión óptica sorprendentemente el rectángulo amarillo y el rectángulo azul se mueven con la misma velocidad y avanzan al mismo tiempo, aunque no es lo que nosotros vemos.

Se comprueba que efectivamente es así cuando el fondo se vuelve gris.

Nuestro cerebro nos traiciona al tener el fondo de franjas verticales blancas y negras, y prolonga, por un lado, la visión que tenemos del rectángulo amarillo (más claro) con las franjas blancas y, por otro, el rectángulo azul (más oscuro) con las franjas negras, de manera que no somos capaces de verlos avanzar a la vez.

Cuando el fondo se vuelve gris ya no hay interferencias en la interpretación que hace de los rectángulos, con lo que los vemos avanzar al mismo tiempo sin problema.


 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Suscríbete de forma totalmente gratuita al blog y sé el primero en enterarte de las novedades.

Únete a otros 1.215 suscriptores

Advertisements

Deja tu comentario aquí... ¡Gracias por aportar!

A %d blogueros les gusta esto: