Maryam Mirzakhani, la primera mujer que recibió la Medalla Fields en Matemáticas

“La belleza de las matemáticas solo se evidencia a sus seguidores más pacientes.”

Maryam Mirzakhani

Paciencia… hoy día no se ve mucho.

Este sábado 15 de julio de 2017 ha fallecido a la edad de 40 años y víctima de un cáncer que no ha podido superar la matemática iraní Maryam Mirzakhani.

Maryam Mirzakhani. Imagen tomada de la cuenta de Twitter del científico iraní, y amigo de la matemática, Firouz Naderi, uno de los primeros en informar de su muerte (fuente).

Hacía mucho tiempo que no escribía una entrada en el blog sobre una mujer matemática, algo de lo que no estoy nada satisfecho, y he considerado que éste era un buen momento para hacerlo.

Algunas personas conocerán a Maryam Mirzahkhani porque en agosto de 2014 pasó a ser la primera y única mujer galardonada con la Medalla Fields, considerada como el Premio Nobel de la Matemáticas, aunque quizás ni recordasen ya su nombre y solo les sonase la noticia.

Es una gran pérdida, sentida profundamente por su familia y amigos y por toda la comunidad matemática.

Debería serlo también para el resto de la sociedad, aunque por desgracia la mayoría de las personas que hacen verdaderas aportaciones a este mundo en el que vivimos permanecen en el anonimato y el olvido, salvo para unos pocos, y son otras muchas las que se llevan “portadas” y “fama”. Es curioso que quienes lo merecen no lo buscan y quienes lo buscan y lo tienen muy probablemente no lo merecen.

 Pero no he escrito esta entrada para hablar de algo que ya sabemos todos, sino para mostrar un poco la figura de esta gran mente de la matemática contemporánea, mujer y madre a quienes no la conocían.

Maryam Mirzakhani nació el 3 de mayo de 1977 en Teherán, Irán, ciudad en la que creció y en la que, siendo niña, quería ser escritora.

Como ella misma reconocía, tenía una gran fascinación por la literatura, pero su excepcionalidad en el campo de las matemáticas la condujo por otro camino.

Fue a la escuela secundaria NODET (Organización Nacional para el Desarrollo de Talentos Excepcionales) en Farzanegan, Teherán, y se hizo conocida en la escena internacional de matemáticas cuando tan solo era una adolescente, ganando sendas Medallas de Oro en las Olimpiadas Matemáticas de 1994 y 1995, consiguiendo en este último año la máxima calificación, y convirtiéndose así en la primera estudiante iraní femenina en hacerlo.

“Es divertido, es como resolver un rompecabezas o conectar los puntos en un caso de detectives. Sentí que esto era algo que podía hacer, y yo quería seguir este camino.”

Maryam Mirzakhani

Después de obtener la licenciatura en matemáticas en 1999 en la Universidad de Tecnología Sharif en Teherán, se fue a los EEUU para realizar estudios de posgrado y comenzó a trabajar en su doctorado en la Universidad de Harvard, bajo la supervisión del Medalla Fields de 1998, Curtis McMullen.

En 2004 obtuvo su doctorado en matemáticas en la Universidad de Harvard con una tesis de geometría hiperbólica titulada “Simple Geodesics on Hyperbolic Surfaces and Volume of the Moduli Space of Curves”.

Su trabajo de tesis resolvió varios problemas profundos sobre superficies hiperbólicas y las principales revistas matemáticas se hicieron eco. Su nombre brilló y las puertas de los grandes centros matemáticos empezaron a abrirse.

Entre 2004 y 2008 fue becaria de investigación en el Clay Mathematics Institute y profesora asistente de matemáticas en la Universidad de Princeton. Ya en 2006 apareció en Brilliant 10, lista que reconoce a las personas más brillantes en ciencia, del Popular Science.

Ilustración de Maryam Mirzakhani en el libro “Women In Science. 50 Fearless Pioneers Who Changed the World” de Rachel Ignotofsky, © Rachel Ignotofsky

En 2008 recaló como profesora de matemáticas en Stanford, ciudad donde vivió con su marido Jan Vondrak –científico teórico de la computación– y su hija Anahita, que tenía 3 años en el momento de recibir ella la Medalla Fields.

Mirzakhani destacó en una amplia gama de técnicas y áreas de las matemáticas, incluyendo álgebra, cálculo, análisis complejo y geometría hiperbólica. Utilizando principios de diversos campos, ha conseguido un nuevo nivel de comprensión en un área de las matemáticas llamada topología de baja dimensión.

¿Qué hace tan especial a Maryam? Lo que realmente la caracteriza es la originalidad con la que reúne piezas dispares.

Steven Kerckhoff (profesor de matemáticas en Stanford y colaborador de Mirzakhani)

Aunque su trabajo se considera “matemática pura” y es sobre todo teórico, tiene implicaciones para la física teórica, de cómo el universo llegó a existir y, debido a que podría aportar novedades a la teoría cuántica de campos, cabría esperar aplicaciones secundarias a la ingeniería y a la ciencia de los materiales. Dentro de las matemáticas, tiene también implicaciones para el estudio de los números primos y la criptografía.

“El trabajo de Maryam realmente es un ejemplo sobresaliente de la investigación impulsada por la curiosidad.”

Ralph Cohen (profesor de matemáticas y decano asociado senior de la Universidad de Stanford)

Ella se definía a sí misma como una matemática “lenta”, capaz de darle la vuelta a las investigaciones una y mil veces. Sus colegas reconocían que cuando todos se habían agotado, ella seguía perseverado y asombraba y maravillaba por su constancia y tenacidad.

“Es la razón por la que hacer investigación es un reto, así como atractiva. Es como estar perdida en una selva, tratas de utilizar todo el conocimiento que puedes reunir para intentar obtener algunos trucos nuevos que, con un poco de suerte, te permitan encontrar una salida”

Maryam Mirzakhani

A Maryam Mirzakhani le gustaba pensar las matemáticas con imágenes y enfocaba los problemas difíciles garabateando en grandes hojas de papel que su hija Anahita llamaba “pinturas”.

Maryam Mirzakhani trabajando con su método preferido: garabatear y anotar fórmulas en grandes hojas de papel (fuente)

“Cuando una piensa en un problema matemático difícil y no quiere anotar todos los detalles, dibujar garabatos ayuda a mantenerse conectada al problema.”

Maryam Mirzakhani

En 2009 ganó el Premio Blumenthal para la Promoción de la Investigación en Matemáticas Puras y en 2013 el Premio Satter, destinado a galardonar el trabajo de las mujeres en ciencia.

Ese mismo año, su estudio conjunto sobre un espinoso problema referido a algo tan convencional como la trayectoria de las bolas de billar en una mesa poligonal, que había torturado durante largo tiempo a los físicos, dio la vuelta al mundo, al encontrar nuevos caminos e incluso ser saludado como el inicio de una era.

Meses después, en agosto de 2014, recibió la Medalla Fields, el premio más prestigioso en matemáticas y considerada el Nobel de las matemáticas, por sus avances sobresalientes en las superficies de Riemann y espacios de moduli, convirtiéndose así en la primera y única mujer en conseguirlo.

La Medalla Fields es un galardón instaurado en 1936 que se entrega cada cuatro años durante la celebración del ICM (Congreso Internacional de Matemáticos), y que premia a un máximo de cuatro matemáticos menores de 40 años por sus descubrimientos sobresalientes.

En los 78 años de existencia del premio, incluyendo el premio otorgado en el ICM 2014, 56 grandes matemáticos han recibido la Medalla Fields: 55 hombres y una mujer, Maryam Mirzakhani.

Entrega de las Medallas Fields 2014 (Seúl). De izquierda a derecha: Martin Hairer (MF), Manjul Bhargava (MF), Park Geun-hye (Presidenta de Corea del Sur), Maryam Mirzakhani, Ingrid Daubechies (Presidenta de IMU) y Artur Ávila (MF). (fuente)

“Este es un gran honor. Seré feliz si esto anima a las mujeres científicas y matemáticas jóvenes. Estoy segura de que habrá muchas más mujeres que ganen este tipo de premio en los próximos años.”

Maryam Mirzakhani

En 2014 fue nominada también por Nature como una de las diez “personas más interesantes“, y en 2015 elegida miembro de la Sociedad Filosófica Americana.

Hace cuatro años, se le diagnosticó un cáncer de mama. Tras sucesivas recaídas, la metástasis avanzó implacable hasta llevarle este sábado 15 de julio de 2017 a su fallecimiento con tan solo 40 años.

Como ha dicho uno de sus amigos, el científico iraní Firouz Naderi, en uno de sus tuits recientes: “A light was turned off today…” (Una luz se ha apagado hoy…)

Nos ha dejado una gran mente de la matemática contemporánea, una mujer, una madre y todo un referente para nuestras hijas. Como padre de dos niñas, te doy las gracias Maryam por demostrar que con tenacidad y constancia se puede conseguir lo que uno quiera y que las barreras con las que se encontrarán no son infranqueables.

 Referencias y más información:


Suscríbete al blog por correo electrónico

Suscríbete de forma totalmente gratuita al blog y sé el primero en enterarte de las novedades.

Únete a otros 1.713 suscriptores

Advertisements

3 comentarios en “Maryam Mirzakhani, la primera mujer que recibió la Medalla Fields en Matemáticas

  1. Precioso artículo.
    Es una auténtica pena ¿cuánto por descubrir nos habremos perdido de su mano? Mucha vida por delante con su familia y su pasión que se pierde.

Deja tu comentario aquí... ¡Gracias por aportar!

A %d blogueros les gusta esto: