Cuando te das cuenta de que la calculadora estaba en radianes…

Si hay algo que te puede provocar sudor frío y ganas de pensar “tierra trágame”, es hacer un examen de matemáticas de trigonometría y darte cuenta después de que has tenido todo el tiempo la calculadora puesta en radianes.

¡Qué no os pase eso!

¡Mirad siempre si está en modo radianes o en modo grados según necesitéis trabajar con unos u otros en cada ejercicio!

Pero, ya que estoy, os voy a explicar cuáles son los tres modos que llevan integradas las calculadoras para trabajar con ángulos porque es algo que se presta mucho a confusión, sobre todo en el caso de los grados.

Las calculadoras llevan integrados tres posibles modos: DEG, RAD y GRAD.

El modo DEG se refiere a los grados sexagesimales, es decir, la porción resultante de dividir una circunferencia en 360 partes iguales. Éstos son los que tenemos que utilizar cuando vamos a trabajar con grados. El nombre DEG proviene del inglés “Degree” que significa grado.

El modo RAD, abreviatura de radianes, es el que utilizaremos cuando tengamos que trabajar con radianes. Un radián, es la medida resultante al dividir una circunferencia en partes iguales cuya longitud de arco sea igual que la longitud del radio. Una circunferencia tiene, por tanto, 2π radianes.

El modo GRAD se refiere a los gradianes (también llamados grados centesimales), que son el resultado de dividir la circunferencia en 400 partes iguales.

Así que…

¡MUCHO CUIDADO!

GRAD se presta fácilmente a confusión porque podemos pensar que la palabra GRAD es por los “grados sexagesimales”, y ya hemos visto que no es así.

Lo cierto es que los gradianes a penas se utilizan hoy día, salvo en algunos aspectos de la topografía. Su origen, datado en 1795 en Francia, se debe a un intento por parte de la corriente Racionalista francesa de imponer un sistema decimal tanto en las horas como en los ángulos.

Por lo tanto, ya sabes, salvo que seas topógrafo:

Pon tu calculadora en modo DEG para trabajar con grados y RAD para trabajar con radianes.


 

Suscríbete al blog por correo electrónico

¡No te pierdas nada! Suscríbete de forma totalmente gratuita y recibirás un aviso a tu email cada vez que se publique una nueva entrada.

Únete a otros 2.955 suscriptores

Advertisements

2 comentarios en “Cuando te das cuenta de que la calculadora estaba en radianes…”

Deja tu comentario aquí... ¡Gracias por aportar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: